LAPAZARRA Y LA PAQUIZA

 INICIO  Comentarios desactivados en LAPAZARRA Y LA PAQUIZA
Ago 232017
 

Puede ser por intuición, por un sexto sentido, por la pequeña caída desde la bicicleta, o simplemente por la realidad que te golpea de vez en cuando. Que tu cuerpo no siempre está en las mismas condiciones físicas.

El caso es que este pasado domingo no seguí los pasos de la mayoría. Y como se suele decir, fui un poco dominguero. Tan solo un pequeño paseo por las inmediaciones de Lapazarra. Una caminata suave y relajante que terminó sobre las 14 horas.

Allí se quedó el resto. Después de coronar Lapazarra, directos hacia La Paquiza. El día era perfecto, los semblantes risueños, la determinación instalada en sus caras y  poco a poco desaparecieron entre los árboles y los recodos del camino.

La medida del tiempo no es igual para todos. No la siente de la misma forma el que espera que el que transita. El que anda lleva el tiempo en su marcha, al que aguarda, el tiempo le golpea minuto a minuto,  le cae constantemente y se agolpa como pesadas losas de angustia.

Y nosotros esperando. Ya es tiempo del regreso, hace mucho que tendrían que estar aquí. Habrá pasado algo.

En este tiempo de la comunicación, los minutos y las horas se hacen eternos sin ella. Móviles, satélites, datos, wifi. Y la espera, al filo de la penumbra de la noche, vacía de noticias.

Y fue entonces cuando a lo lejos un pequeño reguero de desesperados caminantes apareció con sonrisas crispadas, a la voz de “no ha pasado nada”,” tan solo una aventura que ha resultado más larga de lo esperado”.

Los problemas, una vez superados, tan solo son parte de nuestros recuerdos. Pasan a ser cicatrices que jalonan nuestro carácter.

Alguien se preguntará ¿Qué paso?, pero eso ya es otro cuento. Yo solo cuento el mío. Lo de los demás, si es a través de mis palabras se convertirán en ficción, en literatura. Y hoy esto no va de eso… O quizás sí.

 

Jesús Calvo Arbiol

 Posted by at 8:45 am